20080224

Encuentro metafísico. Conclusiones.

El segundo día no fui, tal es la conclusión que saqué el primer día. Las ideas planteadas, pese a bonitas y perfectas son utópicas y, en la sociedad actual, dañinas para aquellos individuos que no las compartan.

La charla empezó bien, haciendo referencia a un libro: "A los pies del Maestro", que usaba la ponente para guiar dicha exposición; pero pronto me di cuenta de que no era lo que yo esperaba. No estábamos hablando de la metafísica como una de las bases de la filosofía, sino más bien de la vertiente más cercana al espiritualismo, el descubrimiento de nuestro yo luminoso. Debo decir que algunas ideas positivas se plantearon:

El cambio de pensamientos negativos, de vibración baja, por pensamientos más elevados, que nos hagan sentir bien, depositando nuestra energía en ello y tomando el control de las emociones.

La "sustitución mental". No alimentar los pensamientos negativos hasta que nos dominen, si no dar un giro radical hacia el otro extremo, al mínimo indicio de estos pensamientos negativos.

El asunto se torció a partir de ahí. Cuando se sugirió que debemos controlar las emociones hasta el punto de que en nuestra mente siempre esté el pensamiento "Qué bonita es la vida". Esto está muy bien y es muy deseable pero, desgraciadamente esta sociedad no está preparada ni permite tales pensamientos. Si pensamos continuamente que la vida es todo rosa, ignorando lo que sucede a nuestro alrededor, tendremos problemas muy reales, ya que lo que nos rodea, en su mayoría, es una bestia al acecho y nos morderá en cuanto nos descuidemos.

Aunque no todo es tan malo, tampoco debemos bajar la guardia, pues no todos los que nos rodea caminan el mismo camino. Antes de enarbolar la bandera del "happy flower" quizás debamos pensar en una "espiritualidad aplicada a la sociedad actual".

Después se hizo hincapié en otra idea: "lo correcto no puede llegar a un acuerdo con lo incorrecto". Yo creo que sí. Debe prevalecer lo correcto, por supuesto, pero lo no correcto puede ser un escudo que nos proteja de lo que nos ha convertido la sociedad en la que vivimos, poco amigable como todos sabemos.

Y llegó la idea más peligrosa de todas, con la que estoy en absoluto desacuerdo y que me llevó a no acudir al segundo día del encuentro. Estoy hablando de una utopía emocional en la que "debemos perderle el apego a todo". A mi ver, esto nos llevaría a la "locura hippy", una pérdida de valor de todo lo que nos rodea, una pérdida de contacto entre nosotros mismos y con lo que verdaderamente cuenta.

No estamos preparados y nunca lo estaremos, el devenir de la sociedad lo ha demostrado y llegar uno a tal estado emocional solo serviría para hacer daño a aquellos que lo rodean y no han llegado al mismo estado. No estamos hablando de perder el apego a los bienes materiales, que está muy bien, si no a las propias personas; tal idea a mi juicio roza la barbaridad. Aquel que alcanza el desapego por todo, incluyendo personas, es un peligro para el resto. En su afán por llegar a ese estado, puede y de hecho hará mucho daño a aquellos que estén preparados.

Un ejemplo que nos pusieron es el siguiente: tu pareja te es infiel, no debes entonces reaccionar mal, pues significaría que no la tienes verdadero AMOR, al menos no el concepto celestial y armonioso de la palabra, sino que a crees de tu propiedad (idea que me resulta absolutamente ridícula), lo que debes hacer es desearle lo mejor aunque te haya sido infiel, así demostrarás que la amas de verdad, y esto solo se consigue si no le tenemos apego a nada. Te hagan lo que te hagan no importa pues tú ya no le tienes apego a nada, ya vives en un mundo feliz.

De la misma forma, si no le tienes apego a nada, podrás abandonar sin más a la persona que supuestamente amas, y nadie puede reprocharte nada pues tú has alcanzado un estado armonioso y perfecto de iluminación. Ah, que a quién está a tu lado le haces un daño inimaginable pues no está en el mismo "plano" que tú, no pasa nada, al fin y al cabo tu vives en un tu mundo donde todo es perfecto. Así que buscas a otro u otra, al que por supuesto tampoco le tienes apego y haces la misma jugada; luego le vas contando a la gente que lo tuyo es AMOR puro.

Imaginemos un partido de tenis en el que juega Superman y, como era de esperar, es el más rápido y las bolas que lanza son imparables, pero no podemos decirle nada por que es un ser "perfecto". Las reglas de juego no importan para él.

Si hacemos daño a los demás no podemos jugar con ventaja, aunque tengamos la idea, creo equivocada, de estar en un estado de gracia superior.

Por eso considero las ideas expuestas tan peligrosas, las vías del tren cruzan sus railes con cuidado con los caminos para no poner en peligro a los caminantes,  y por eso no acudí al día siguiente. Yo no quiero tenerle apego a mi dinero ni a mi ropa pero si a la gente que quiero, y si los quiero de verdad y no como propiedad, quién afirma lo contrario no ha amado en su vida o, lo que creo más probable, no ha sido amado de verdad nunca, o se pensaría mejor plantearse tales ideas.

La Iluminación no es andar jodiendo a los que se cruzan en tu camino. Eso tiene otra denominación.

Buena noche y buen día.

2 comentarios:

Isa dijo...

Hola...
Estuve leyendo tus conclusiones y.. emm.. respeto mucho tu opinión, y quizá no te importa si una desconocida pues está de acuerdo contigo o no, al fin al cabo es tu blog y es uno de tus medios para expresarte.
Ahora el desapego al que probablemnte se refieren, algo parecido a lo que yo he esuchado, leido y sentido.. Pues no se trata de ir por la vida "happy" por que te desapegas de las personas.. Entiendo que no es un concepto fácil de aceptar, de hecho a mi también me cuesta. Pero este tipo de desapego no se trata de hacerlo daño a quien se cruza en tu camino porque no está en tu mismo nivel espiritual o "plano" o X..
Pero si es comprender que estamos aqui sin casualidades por razones espécificas, para nuestro crecimiento y aunque sueñe duro pues aun en la decepción apredemos, claro mientras menos hagamos daño mejor.. Pero recuerda que el "daño" es totalmente subjetivo.. (quizá pienses que estoy hablado incoherencias o no logre explicarme bien) es decir, pero no cres? que si dejas de amar a alguien auqnue esa persona te ame tanto a ti, es mejor ser sincero sabiendo que le harás "daño"? Pues si fuera el caso contrario preferiria llorar, crecer y continar que vivir engañada por que no quieren hacerme "daño"
con respecto a la familia.. dar libertad es amar, confiar es amar.. Estamos aqui para ayudarnos y en algún momento partiremos para que aferrarnos.. claro eso no significa que no lloremos la muerte de un familiar, o ese tipo de errores que involucran a una familia entera. Pero aún en las lágrimas se crece, de hecho para mí es la forma más sincera de crecer si eres reflexivo y no vas por la vida simplemente viviendo.
Cuando amas intensamente, sólo deseas lo mejor para esa persona.. y la dejas ir y hacer y desahcaer.. ese es su camino, es u desición.. es su aprendizaje. Por supuesto que duele, que sientas decepción y hasta te llenas de rencor.. pero la vida sigue y continua y luego sientes paz. Para mi eso es el desapego.
Haciendo siempre lo mejor, siendo fiel a mis sentimientos, siendo leal y sinceras con las personas que me rodean aunque implique "hacer daño" y dejar ser a cada quién.. y concentrarme en mi crecimiento espitual, cuando sientes asi.. no hay egoismo, simplemente entrega.
Que estes muy bien..
Saludos..

Deus Ex Machina dijo...

Hola, Isa...
Gracias por dejar tu comentario. Desde luego que no me importa que escribas en el blog aunque no te conozca, al fin y al cabo para eso están hechos, para intercambiar opiniones y a este blog le hace falta lectores que debe de tener muy poquitos.

Tu comentario ha sido muy constructivo. Quizás me expresé mal en la entrda, no me estaba refiriendo al hecho de negar la libertad a otros, por decirlo de alguna manera, si no al hecho de que tal desapego puede devenir en una actitud a mi juicio, poco sana. Es decir, que la persona en cuestión comienza por adpatarse bien a un problema en su relación y después acaba no dando importancia a las relaciones con la gente desde el principio, pues el desapego lo hace su forma de vida.
He tenido la experiencia de estar con alguién así. No me di cuenta de ello, pero otros si que lo hicieron y la conclusión que sacamos todos al final es que esa persona en cuestión no da valor a nada ni a nadie, le tiene desapego a todo y eso acaba por destruir la relación, ya que desde el principio no la das importancia, desde el principio la vives pensando en que un día te levantarás por la mañana, y te dirás: "venga, hoy se acabó, por que si, como vino se va". Esta actitud solo puede ser causa de ese desapego y lo único que provoca es daño a los que te rodean. Lo quqe no tiene valor alguno en esta vida, por mucho que queramos dárselo, son los bienes materiales pero las personas que nos aman, las que nos rodean tienen el mayor valor que pueda darse.
Tienes razón qu ecuando dices que es mejor cortar una relación antes de vivir un engaño, sin duda. Un relación por la que has luchado desde el principio puede ir bien o acabar por multitud de causas, pero una relación de una persona para la cual, el desapego es la forma de vivir, está condenada a fracasar y una de las partes sufrirá y lo peor es que no entenderá por qué, ni se le ocurrirá pensar que es por que la otra persona no tiene apego por nada.
De todas formas, estamos aplicando esta cuestión a las relaciones de pareja, pero en realidad se extrapola al resto de relaciones entre las personas, en la que también veo peligrosa esa actitud de desapego.

Espero que sigas dejando comentarios en este blog. Te encontrarás reflexiones sobre la vida, mentalismo, ciencia y tecnología, todo aquello que se me pase por la cabeza que me va a explotar de un momento a otro.

Un saludo