20080304

Parches en la vida

Hoy he tenido una conversación acerca de cómo tomarse la vida cotidiana.  La conversación comenzó sobre lo metódicos que somos algunos en ciertos aspectos de nuestra vida.  Somos metódicos desde nuestro trabajo hasta el simple hecho de salir de casa y comprobar todo dos veces. El problema surge cuando nos volvemos esclavos de esa metodología, cuando se hace obsesiva y nos aprisiona con pocas posibilidades de liberarnos, por que en el momento que nos la saltamos, en el momento en que alteramos esa norma, todo se trastoca y comienzan los problemas, comienza el estrés.

Una de las personas con las que hablaba me dijo que precisamente ser tan metódico le había servido para "solucinar" un problema de estrés, tal había sido la recomendación de un médico. Dicho problema de estrés venía dado por la falta de seguridad en ciertos aspectos de la vida que dependían de otras personas.

Está claro que cada uno debe hacer en esta vida lo que mejor le convenga, pero pongo solucionar entre comillas pues, a mi ver no es una solución, es sólo un mural que colocamos delante de la pared que se ha quedado fea, para que no se vea, pero la pared sigue ahí y si el mural se viene abajo, volvemos a verla.

A mi juicio, adoptar una metodología para solucionar un problema de estrés es solo colocar un mural, el problema subyacente sigue ahí.  ¿No será mejor solucionar este problema de raíz? ¿No será mejor adoptar una forma de vivir la vida en la que la aplicación de métodos solo sea necesaria en el trabajo y para comprobar si hemos dejado bien cerrados los grifos? Y si un día nos vemos obligados a prescindir de ese método, o mejor decidimos voluntariamente prescindir de ello, no tengamos una "crisis" de estrés. Pues si hemos eliminado el problema subyacente, nos daremos cuenta de la que la vida puede ser más sencilla, puede fluir más suavemente.

Mis interlocutores acabaron diciéndome que no les daba la razón, defendían a capa y espada que cada uno es un caso único, que no todos podemos controlar nuestra forma de vivir utilizando técnicas de control mental. Desde luego que estoy de acuerdo en eso, todos somos únicos pero en lo que estoy en total desacuerdo es en escudarse en el "yo soy así" y ni siquiera intentar cambiarlo, ni siquiera probar otra forma de enfocar la vida, otra forma que a mi juicio es mucho más sana y da mejores resultados que colocar un mural para no ver la pared estropeada.

Desde luego, insisto en que cada uno debe tomarse la vida como quiera si ello le viene bien para vivirla, al fin y al cabo, dicen que cada uno se merece lo que tiene, aunque muchas veces no sea así ni deba ser así.

Y para acabar, otro caso de sincronicidad que se ha producido mientras escribo estas líneas. Estoy viendo la película "Sin reservas" y la protagonista vive una vida metódica y llena de reglas hasta que una serie de acontecimientos desmontan ese mundo y debe enfrentarse a ellos.

Buena noche y buen día.

2 comentarios:

Isa dijo...

Hola.. De verdad es un placer leerte nuevamente, y con respecto a este nuevo articulo, estoy de acuerdo contigo.. Cuando ciertas cosa pasan en tu vida y algo escapa de tus manos el estres y desespero es mayor y esl estres definitivamente regresa... La vida es mucho más que reglas, no está mal verificar ciertas cosas... pero.. hay que vivir... hay que fluir..
Queremos libertad y no la vivimos..
Suerte y saludos desde Venezuela.

Deus Ex Machina dijo...

Hola, Isa...

El placer es mío por que te guste leer este blog.
Estoy totalmente de acuerdo. Las reglas las aplicamos nosotros, son el mural que esconde lo que subyace, en muchos casos el miedo a darnos cuenta de que todo ese estrés y miedo no tienen por que existir.

Por cierto, si me mandas tu email, te añado a una lista de correo que he empezado a usar para avisar de actualizaciones del blog.

Un saludo.